Esperando al Diluvio, de Dolores Redondo

“Esperando al Diluvio” es un libro de suspense escrito por Dolores Redondo. Se trata de una novela de misterio y ficción ambientada mayormente en la ciudad de Bilbao, a la que el protagonista, Noah Scott Sherrington, llega siguiendo la pista del asesino en serie John Biblia. Basada en hechos reales como el diluvio ocurrido en esta ciudad en 1983 y en un asesino escocés de los años 1968 y 1969, al que la policía nunca atrapó, la lectura mezcla la intriga del caso con la tensión del desastre natural y con el ambiente político y social que vivía la ciudad en ese momento.

“Esperando al Diluvio” es una novela que destaca por su suspense, por sus personajes y por su ambientación y desarrollo. Un libro muy correcto, disfrutable, que mantiene en todo momento el interés y unas emociones que el lector siente acompañando a cada personaje y cada lugar. Sin embargo, la intriga y el misterio no destacan especialmente en esta novela, y, a nivel personal, es lo que he echado en falta en esta lectura.

Realmente, esta novela nunca se presenta como una lectura de intriga o de misterio. Al presentar al asesino con una trama paralela desde el primer momento, nunca llega a haber un factor sorpresa de “descubrir al asesino”. Los lectores lo conocemos. El protagonista, Noah, sabe también quién es. Así pues, esta no es una típica novela policíaca en la que el detective se sirve de deducciones e investigaciones para dar con el criminal, sino que se centra en una persecución basada en corazonadas durante la cual ocurre el desarrollo y evolución del protagonista, siendo éste el verdadero núcleo de esta historia.

De esta manera, no se puede echar en cara a esta novela que no presente una intriga y un misterio que, en realidad, nunca prometió. Porque el eje de esta lectura es el desarrollo de los personajes, especialmente del protagonista, y de los mensajes que deja acerca de las desgracias y de la vida.

Noah consigue escapar de las garras de la muerte hasta dos veces después de sufrir las paradas cardíacas, vive durante toda la lectura esperando un inminente final que puede llegar en cualquier momento, y su visión de sí mismo y de su vida cambia después de la muerte de Rafa y de la operación que le ofrece una nueva esperanza que ni él mismo esperaba. Su relación con otros personajes muy importantes para él como el ertzaina Mikel Lizardo y con Maite le hacen descubrir, o recordar, lo importantes que son la amistad y el amor, así como también el cuidado y amor propios.

En contraposición está el asesino John Clyde, más conocido como John Biblia por la policía escocesa, cuya historia y evolución se desarrolla en una trama paralela. La parte de la novela relacionada con John Clyde es oscura, pura novela negra, que narra en detalle sus traumas y su manera de pensar, lo que hace que se comprenda al asesino y el punto en el que se encuentra, con un desarrollo de víctima a asesino muy completo y que pone los pelos de punta.

Así, “Esperando al diluvio” es una novela más compleja de lo que parece en un principio, en la que cada aspecto y detalle tiene un significado, con una aparente simpleza que esconde muchas capas de desarrollo debajo, que consigue cohesionar tramas a priori tan dispares como la persecución de un asesino en serie, del desastre de las inundaciones y de la situación social y política de la época.

A pesar de ello, personalmente he echado de menos más de profundidad en Noah, personaje protagonista, pues apenas sabemos nada de él ni de su vida, un poco más de desarrollo en el personaje del asesino John Clyde y su entorno y, sobre todo, algo más de complejidad en la trama policíaca. Al final, ésta se resume en la persecución de Noah tras Clyde, basada en corazonadas que realmente no tienen una razón de peso detrás, que termina con su encuentro cara a cara, pero carente de giros inesperados o sorpresas, y que termina quedando quizá demasiado simple.

En definitiva, “Esperando al Diluvio” es una novela sobresaliente en cuanto a ambientación, desarrollo de los protagonistas y la exposición de temas como la voluntad de vivir o el renacer en todos sus sentidos, que no necesita de más complejidad para exponer todo lo que pretende.

Experiencia personal de la lectura

En este caso, me gustaría compartir también la que ha sido mi experiencia personal durante la lectura de este libro. Prácticamente, me pasé toda la lectura convencida de que Noah era el propio John Biblia desde el inicio, y llegué a encontrar pruebas durante todo el libro que podían dar una explicación a mi teoría. Para empezar, las gotas de sangre que Noah ve en su compañero policía en el inicio muestra el interés que él también tiene por la sangre. También está el hecho de que tanto Noah como Biblia hablen español, la escasa explicación que ofrece la novela sobre el pasado de Noah o sobre su familia, incluso la manta que Noah toma de su sofá para taparse le recuerda a la que cubría el cadáver del maletero del coche de Biblia. Además, también está el hecho de que siempre que va a encontrarse la mirada de Noah con la de Biblia termine dándole un ataque al corazón. Otros aspectos sospechosos son la proximidad en los sitios donde ambos se alojan, o que lleve en su cartera la foto de una de las chicas. Pensaba que la doctora Elionzo sería la que descubriría que el propio Noah era el mismo asesino que estaba buscando. Todo ello, unido a que, para Noah, John Biblia era el único motivo por el que vivir y que parecía leerle la mente y saber siempre cómo iba a actuar, me hizo llegar a una conclusión que resultó ser errónea, pero de la que estaba absolutamente convencida. Para mi decepción, resultó que la lectura se desarrolló por otros derroteros.

—Oye, Todd, esta persona ha leído la entrada y no ha publicado ningún comentario.

—Espera un poco, Tedd. Dale tiempo para que pueda escribirlo.

—No escribe nada, Todd. Que le haya gustado y no nos lo diga me pone de mal humor.

—Tranquilízate, Tedd. No es bueno para tu salud que te estreses.

—De acuerdo, Todd. Pero acuérdate de decirle que no incluya spoilers de otros libros en los comentarios de esta entrada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *